Teléfono

656 23 19 20

Email

info@ysamolina.es

En ocasiones no tenemos tiempo o dinero para ir al salón de belleza a realizarnos una pedicura. Esto no puede ser excusa para tener nuestros pies en mal estado. Aquí te decimos como hacer una en casa.

Materiales necesarios para nuestra pedicura

  • Cortauñas.
  • Lima de uñas.
  • Removedor de esmalte de uñas.
  • Aceite de coco o crema para las cutículas.
  • Palilllos para cutículas.
  • Algodón.
  • Tina para remojar los pies.
  • Toalla limpia.
  • Exfoliante natural.
  • Piedra pómez.

Retirar el esmalte de uñas existente

Nuestro primer paso es eliminar el esmalte existente en nuestras uñas. Para eso usamos un algodón impregnado en el removedor. Los que no contienen acetona son los mejores ya que son menos dañinos para nuestras uñas, pero son menos efectivos. Si tenemos esmaltes oscuros o con escarcha es probable que sin acetona nos cueste trabajo retirarlo todo.

Sumergir los pies en agua

Una pedicura es una excelente oportunidad para consentirnos. Llena la tina con agua tibia. Debe ser suficiente como para sumergir nuestros pies hasta los tobillos. Además, agrega:

  1. Gotas de jabón líquido o champú.
  2. Sales de baño.
  3. Aceites esenciales según tu gusto.

Deja tus pies sumergidos por 10 y 20 minutos. Lava tus uñas suavemente con un cepillo de cerdas suaves.

Cortar las uñas

Utiliza cortadores hechos específicamente para las uñas de los pies. Córtalas de forma recta justo por encima de la piel para que no se extiendan sobre la punta de los dedos.

Es recomendable que realices tres cortes en cada una. Si la corta de una sola vez puede traer como consecuencia que quede muy cerca de la piel y te lastimes. También puede ocurrir que la uña se parta. Las esquinas no deben cortarse para así evitar las uñas encarnadas dolorosas.

Luego de cortarlas, usa una lima de uñas. Debes realizarlo en una sola dirección para evitar que se quiebren. De esta forma tendremos unas uñas con un corte uniforme.

Exfoliar tratar las cutículas

Frota un poco de aceite o crema para cutículas en la base de cada uña y déjala actuar durante unos minutos.

Mientras dejamos la crema es el momento para retirar las células muertas de nuestros pies. Puedes utilizar un exfoliante, una piedra pómez o lima para pies.

Finalmente retira la crema para cutículas y empújalas de forma suave.

Hidrata tus pies

Luego de dejar tus pies limpios, seca la piel muy bien y aplica la crema hidratante de tu preferencia.

Para finalizar si deseas puedes aplicar un esmalte de color (antes elimina el exceso de grasa de la superficie de la uña). También puedes dejarlas libres para que de esta forma respiren.

Artículos recomendados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos por Instagram!
Abrir chat